Abre es una marca del Sur. Es Patagónica- la inmensidad, la austeridad, la soledad, la distancia, dejaron su huella. Es Argentina- la multiplicidad y la materialidad noble están presentes.

Para cada temporada buscamos nutrirnos de arte y situaciones sociales que suceden a nuestro alrededor.

Nos inspiramos constantemente de nuestro contexto: las bardas, la tierra árida, los arbustos achaparrados, montañas, rocas, cielos amplios, arboles, el río, el cielo, la naturaleza, el silencio, el viento, las estaciones, el barro.

Nos interesa la marca que deja el contexto en el ser, la psicología, la espiritualidad, las elecciones individuales que hacen al ser humano.

Abre tiene referentes en todas las ramas del arte, que nutren y cultivan a la marca.

El proceso de producción lo hacemos en Casa Abre, donde desarrollamos el proceso productivo de cada prenda hasta ponerlas a la venta.